Proyecto: Mach ball al ruido

Justificación del proyecto

Convivir con el ruido resulta una molestia para muchos y pasa desapercibido para otros que no llegan a ser conscientes de los niveles sonoros a los que están expuestos en determinados momentos del día. Pero no cabe duda que el ruido tiene efectos sobre la salud de todas las personas.

Los niños pasan mucho tiempo en el aula. Allí se pone en marcha diferentes y varios estilos de enseñanza y aprendizaje. Los alumnos se sientan en sus pupitres y atienden a la explicación de su profesor, pero no sólo están sentados mirando a la pizarra, sino que se trabaja de forma cooperativa, por grupos, en parejas, en ocasiones individualmente… Esto conlleva mucho movimiento de mesas y sillas, provocando mucho ruido, y es algo a lo que nos hemos habituado. Ese ruido existe, y ya que, la distribución del aula es cambiante, es más continuo; teniendo en cuenta que no sólo por el hecho de la distribución de ésta, de los ejercicios a seguir o las dinámicas que se van a llevar a cabo, sino también del simple hecho de levantarse para salir a la pizarra o recoger para irse a casa, implica un ruido constante.

Por tanto, si nos centramos en el entorno educativo nos encontramos con una doble problemática. Por un lado, es una gran preocupación para el personal docente, ya que tiene que sumar un sobre esfuerzo a su labor diaria para combatir el ruido con el fin de proporcionar una educación de calidad al alumnado, y por otro lado, el alumnado tiene que convivir con él, esforzándose para poder desarrollar sus capacidades a pesar de la presencia del mismo.

Marco de referencia

El curso pasado llegó al centro una nueva alumna: Aitana. Es una alumna con una discapacidad auditiva. Ella es sorda, y lleva colocado un implante coclear. Con éste, Aitana hace una vida normal. Ella es capaz de oír, aunque no de la misma manera que lo hacemos los demás, pero es capaz de oír. De hecho, oye. Habla de manera normal y no se percibe ningún tipo de tono en la voz, o pronunciación peculiar que delate que es sorda. Es una alumna que se caracteriza por su esfuerzo, tesón y una capacidad de superación constante.

Pese a su sordera, no necesita más medios que cualquier otro niño. Sus médicos y sus padres ya se encargan de que esté en la misma línea de salida que el resto de niños de su edad.
El centro no le ha hecho ninguna adaptación curricular ni ninguna otra de cualquier tipo, ya que es una niña normal, exceptuando la sordera.

Los padres tan sólo nos pidieron una cosa: ¿Podríamos colocar en las sillas del aula de mi hija unas pelotas de tenis, a modo de tacos, para amortiguar y reducir el sonido del aula?

Ese simple hecho, ese detalle, hace que el ruido que se crea en la clase por el movimiento de las dinámicas que se llevan a cabo, que a los demás nos pasa desapercibido y al cual nos hemos habituado, le llegue a Aitana de una manera mucho más reducida, dándole así una mejor calidad de sonido evitando los ruidos irremediables que conlleva el movimiento de un aula.

Los padres de Aitana nos proporcionaron las primeras pelotas de tenis, y tras la experiencia vivida, ellos han sido sin planteárselo, los que nos han proporcionado el motor y la ilusión de emprender este proyecto y poder dotar a todas las aulas de estas pelotas de tenis “contra el ruido” beneficiándonos también el resto de alumnos y profesores.

Y no sólo contra el ruido, sino mimar nuestro centro, cuidar nuestro entorno, nuestro Planeta, el regalo que tenemos en nuestras manos, como indica nuestro lema, de la contaminación acústica que con pequeños detalles podemos ir trabajando desde la escuela.

Es por esto que nos gustaría poder recolectar estas pelotas que nos ayuden a amortiguar el ruido del aula. Y para ello sólo nos hace falta recoger las pelotas usadas, gastadas y viejas; aquellas que se van a tirar porque ya no dan juego en la pista, pero sí que dan juego en el Colegio Adventista.

Descripción del proyecto

¿Qué es, de qué trata el PROYECTO “MATCH BALL AL RUIDO”?

El Proyecto “Match ball al ruido” del colegio Adventista, es un proyecto para lidiar contra el ruido en las aulas; es aprovechar pelotas de tenis viejas y usadas para utilizarlas, a modo de tacos, en las sillas y mesas de las aulas, reduciendo así el ruido que éstas generan cuando se mueven ya sea por la dinámica propia del aula, como el hecho de recoger para salir al patio o para ir a casa.

Para ello hacemos un llamamiento a los clubs de tenis-pádel de la comarca y a sus jugadores; a cualquier entidad deportiva y a toda la comunidad educativa, para almacenar las pelotas en el lugar que se destine para ese fin.

Serán recogidas por miembros del personal del colegio Adventista para poder utilizarlas en este proyecto.

Objetivos

Dentro de nuestros objetivos de trabajo para este Proyecto están:

  1. Facilitar el conocimiento y la comprensión de diversos conceptos acerca del ruido y su relación con nuestras actividades cotidianas.
  2. Concienciar y sensibilizar sobre los efectos del ruido para la salud y el medio ambiente.
  3. Promover la participación para vigilar, prevenir y reducir la contaminación acústica en los distintos ambientes en los que se encuentran los alumnos dentro del centro educativo y su hogar.
  4. Fomentar hábitos de buenas prácticas en materia de ruido ambiental.
  5. Dotar a las aulas de pelotas de tenis para las sillas y las mesas.
  6. Preparar al alumnado para que pueda actuar y participar responsablemente en la gestión sostenible del Colegio.
  7. Sensibilizar de forma específica a toda la Comunidad Educativa sobre la contaminación acústica y las buenas prácticas para minimizar su impacto.

Conclusión

La solución al problema de la contaminación acústica de nuestras aulas es responsabilidad de todos. Por este motivo, con este proyecto pretendemos conseguir una conciencia general que valore la importancia de una buena calidad sonora en nuestro colegio. Es importante sensibilizar a la sociedad y por supuesto a la Comunidad Educativa, ya que indudablemente nos beneficiaremos de todo ello.

AGRADECIMIENTOS

Damos las gracias a los clubs de pádel y tenis que se han prestado a colaborar con un “Match Ball al ruido”.

    1. Club de Pádel Sagunto
    2. Padelport
    3. La Dársena
    4. Rincón del Pádel
    5. Club de Pádel CDM
    6. Polideportivo Quart
    7. Club Pádel Segorbe (CPS)
Siguiente noticia